Las varices son dilataciones de las venas que se producen por una acumulación de sangre. Se trata de un problema causado por problemas circulatorios que provocan una dificultad para un retorno eficaz de la sangre al corazón. Por este motivo, las más habituales se producen en las piernas. Las varices presentan normalmente un color rojo, morado o azul oscuro y un aspecto claramente antiestético. Normalmente producen una sensación de pesadez e hinchazón en las piernas. Además, pueden provocar picor, hormigueo, calambres y, en los casos más graves, también dolor y problemas más serios como trombos o flebitis.

Las arañas vasculares, también llamadas telangiectasias, son varices más pequeñas y superficiales, normalmente de color rojo. Suelen estar más relacionadas con alteraciones hormonales, como las que se producen con el embarazo o con algunos métodos anticonceptivos. También se producen por el uso frecuente de tacones altos o prendas de vestir muy ajustadas. Estas varices estéticas pueden tratarse con métodos sencillos como el uso del láser o la esclerosis química. En cambio, las varices patológicas son más profundas y pueden ser dolorosas, llegando a suponer un auténtico problema de salud, que puede llegar a requerir de intervención quirúrgica. En la aparición de estas varices más graves suelen tener importancia factores hereditarios.

Ante varices sean del tipo que sean el problema suele agravarse si pasamos muchas horas de pie o nos exponemos en exceso a las altas temperaturas. También el sobrepeso, la obesidad y una vida sedentaria influyen en su aparición.

Hay diversos tratamientos para eliminar varices. Lo primero que debemos hacer en todo caso es ponernos en manos de profesionales cualificados, como los que ponemos a tu servicio en Eiviestetic, para que puedan hacer una valoración y diagnóstico previo del problema y abordar el mejor tratamiento en cada caso. Eliminar varices sin cirugía es posible y, de hecho, la mayor parte de las varices pueden eliminarse definitivamente con métodos no invasivos.

Láser

El láser vascular es una terapia empleada para patologías de tipo vascular, como las varices. Se trata de un tratamiento prácticamente indoloro y no invasivo, por lo que es totalmente seguro y muy eficaz para olvidarse por fin de las varices de las piernas. El láser aplica un potente haz de luz muy concentrado en la parte superficial de la piel que recorre las venas varicosas hasta que desparecen.

Funciona calentando el pigmento de la sangre atrapada en la pared de la vena, hasta que se produce una coagulación del capilar, con lo que la vena queda cerrada y la circulación sanguínea se restablece por medio de otras venas. Posteriormente, el organismo reabsorbe las varices de forma natural. Puede producir alguna molestia, por lo que, aunque normalmente no precisa de anestesia, para evitar molestias puede aplicarse una anestesia tópica.

Los efectos del tratamiento son inmediatos y los resultados que se obtienen permanentes. Es habitual que sea necesaria más de una sesión de láser para eliminar las varices definitivamente.

Hay que tener en cuenta que es un tratamiento contraindicado en las personas con problemas en la piel como eccemas o cicatrices, si se está tomando algún medicamento fotosensible, o si la piel presenta tatuajes.

También conviene aclarar que es un tratamiento estético indicado para realizar en otoño o invierno, pues no es aconsejable la exposición al sol tras su aplicación. Tras el tratamiento se produce algo de enrojecimiento e hinchazón en las piernas, que desaparece a medida que el organismo va reabsorbiendo las venas varicosas y desaparecen las varices.

eliminar varices

Esclerosis química

La esclerosis química es un tratamiento para eliminar varices no invasivo y muy sencillo, ideal para tratar las varices estéticas o arañas superficiales, por lo que hoy en día es la técnica más utilizada. Se trata de una novedosa solución para eliminar varices sin cirugía.

Consiste en inyectar en la vena o capilar una sustancia esclerosante, que hace que la vena cicatrice, obligando a la sangre a redirigirse de nuevo al corazón a través de venas más sanas. La vena varicosa, ya cicatrizada, es absorbida por el tejido adyacente y desaparece paulatinamente. En ocasiones puede requerir el vendaje de la zona tratada durante unas 24 horas.

Tras el tratamiento hay que tomar algunas precauciones como evitar la exposición solar directa o tratamientos de calor en las piernas como el uso de la sauna o depilación con cera. Sin embargo, es compatible con otros tratamientos estéticos como la depilación láser, aunque en este caso hay que realizar esta última previamente al tratamiento de eclerosis. También puede combinarse, de ser necesario, con el uso del láser vascular para eliminar las varices definitivamente.

DEPILACIÓN LÁSER PIERNAS COMPLETAS

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.