Las verrugas son unas protuberancias, normalmente de pequeño tamaño, que aparecen en la piel de forma habitual. Se trata de pequeñas lesiones que pueden producirse en cualquier parte del cuerpo. Existen muchos tipos de verrugas. Aunque algunas pueden picar o molestar, la mayoría de ellas son indoloras y totalmente inofensivas, si bien constituyen un problema de estética que puede solucionarse gracias a diversos tratamientos.

¿Por qué aparecen las verrugas?

Las verrugas se producen a causa del virus del papiloma humano (VPH) y se transmiten por contagio directo a través del tacto y cuando existe una herida por donde el virus se introduce. En el caso de las verrugas genitales se producen por contacto sexual. Desde el contacto con la piel infectada pueden tardar en aparecer entre 2 y 6 meses. Aunque aparecen con mayor frecuencia en niños y adolescentes, pueden producirse a cualquier edad.

Algunas personas tienen más predisposición a desarrollarlas que otras. Es frecuente que aparezcan en personas con el sistema inmunitario débil, por ello es fundamental seguir una alimentación variada y rica en vegetales y frutas frescas para contar con los antioxidantes necesarios para mantener nuestro sistema inmunitario a pleno rendimiento. De igual manera, conviene evitar en lo posible los alimentos procesados. Las verrugas también pueden aparecer a causa del estrés o de cambios hormonales, sobrepeso o diabetes.

Es importante no tocar ni rascarse las verrugas para evitar su propagación a otras zonas del cuerpo o para evitar contagiar a otras personas.

Tipos de verrugas

Las llamadas verrugas vulgares son las más frecuentes. Se forman principalmente en las manos y algunas otras zonas del cuerpo y presentan una superficie áspera y elevada.

Las verrugas planas son pequeñas y lisas y suelen picar. Aparecen en el dorso de las manos, en la cara y en las piernas.

Las verrugas plantares se forman en la planta de los pies y pueden tener en el centro un punto negro que es un vaso sanguíneo. Son dolorosas por la presión que se produce sobre ellas al caminar.

Las verrugas filiformes aparecen en la cara y el cuello. Presentan forma de hilo y pueden colgar sobre la piel.

Las verrugas genitales o condilomas aparecen en la piel o las mucosas de los genitales. Son mucho más contagiosas que el resto y en muchos casos están vinculadas a determinadas enfermedades, por lo que requieren ser tratadas con celeridad.

Las verrugas periungueales son las que aparecen junto a las uñas.

Los acrocordones, mal llamados verrugas por su aspecto similar, son crecimientos benignos de la piel que no son contagiosos. Son muy comunes y aparecen habitualmente en el cuello, el escote, las axilas y las ingles, normalmente a partir de los 25-30 años de edad y más habitualmente en personas de alto índice de masa corporal.

eliminar verrugas corporal

Eliminar verrugas

Hay diversos métodos para eliminar las verrugas comunes de la piel y para elegir uno u otro se deberán tener en cuenta factores como la edad del paciente o el tamaño, el lugar donde se encuentra y el tipo de verruga.

Uno de los métodos más comunes es la crioterapia, que funciona congelándola con nitrógeno líquido o dióxido de carbono sólido, con lo que desaparece a los pocos días. También se usan medicamentos tópicos a base de ácido salicílico, ácido tricloroacético o bicloroacético que van eliminando paulatinamente las capas de queratina de la verruga.

Una de las mejores opciones, por ser muy efectiva y segura es el empleo del láser de CO2, especialmente en el caso de acrocordones, para eliminar verrugas de cuello y cara o eliminar verrugas genitales.

tratamientos esteticos laser

Láser de CO2

El láser de C02 es un tratamiento de medicina estética especialmente recomendado para eliminar verrugas y lunares. Se trata de una técnica rápida y muy efectiva que no deja cicatrices ni marcas. En función del tipo de verruga y la cantidad a eliminar puede usarse anestesia local o tópica, pero en cualquier caso el procedimiento es totalmente indoloro.

El láser actúa de forma selectiva y muy precisa, sin dañar los tejidos adyacentes. Mediante un haz de luz intenso y muy localizado se quema y destruye el tejido de la verruga, sin producir daños en la piel circundante y reduciendo el riesgo de sangrado e infección. Tras su aplicación queda una pequeña costra que se elimina naturalmente pasados unos días.

Su uso está especialmente indicado en el caso de acrocordones. Eliminar las verrugas del cuello es muy sencillo gracias a esta técnica, pues en una única sesión se pueden eliminar una gran cantidad, consiguiendo un efecto general de rejuvenecimiento del cuello.

El láser de CO2 está considerado una de las técnicas más seguras y eficaces para eliminar verrugas en cara o cuello. El láser es también muy apropiado para eliminar verrugas genitales y su uso en mujeres embarazadas es totalmente seguro, aunque siempre debe someterse al criterio de profesionales médicos como los que ponemos a tu disposición en Eiviestetic.

Normalmente el problema se resuelve con una sola sesión, aunque puede ser necesario un retoque posterior en casos excepcionales.

ELIMINAR VERRUGAS 1

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.