Cuidar la estética de la nariz es fundamental para ofrecer un aspecto externo acorde a los cánones de belleza. Su forma y rasgos deben amoldarse al resto del rostro para que éste presente un aspecto bello y armonioso. Las alteraciones nasales pueden afectar enormemente a la apariencia general, además de que también pueden ser fuente de problemas respiratorios o de salud. La nariz es uno de los puntos del cuerpo que suscita una mayor demanda de operaciones, en la mayor parte de los casos a causa de problemas de autoestima y autopercepción. Afortunadamente, hoy en día podemos corregir las imperfecciones en la nariz acudiendo a un centro de medicina estética especializado como Eiviestetic.

Rinomodelación y rinoplastia

Las modificaciones estéticas de la nariz se realizaban tradicionalmente a través de la rinoplastia, aunque hoy en día disponemos también de la opción de realizar una rinomodelación. La rinoplastia es una intervención quirúrgica e invasiva que conlleva algunos riesgos. Su recuperación suele ser larga y dolorosa. Por eso, se emplea fundamentalmente ante problemas de salud y no meramente estéticos, o para remodelar la forma de la nariz de una manera más drástica. Su principal ventaja es que permite corregir cualquier defecto de la nariz, ya sea estético o por una alteración patológica, como una desviación producida por un accidente, o un problema respiratorio o de ronquidos.

La estética de la nariz sin cirugía o rinoplastia sin cirugía es lo que se conoce como rinomodelación. Se trata de un tratamiento no invasivo, muy seguro, rápido y con escasos efectos secundarios. Con esta técnica se evita tener que pasar por el quirófano, con riesgos inherentes como la anestesia, y las molestias propias del postoperatorio. Evidentemente, el tiempo de recuperación es mucho más corto y las molestias asociadas mucho menores. Además, consigue unos resultados inmediatos y mucho más naturales que en el caso de emplear cirugía.

¿En qué consiste la rinomodelación?

Mediante la aplicación de una serie de productos específicos en diversos puntos estratégicos, la rinomodelación permite modificar algunos ángulos nasales sin necesidad de una intervención quirúrgica.

Todo ello se consigue a través de rellenos faciales, es decir a través de la infiltración de productos reabsorbibles por el organismo. Normalmente se emplea ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica y/o toxina botulínica, productos empleados también para reducir arrugas y marcas de expresión o para dar volumen al rostro. Gracias a estos rellenos faciales se pueden perfilar los ángulos nasales, tanto el nasofrontal como el nasolabial, confiriendo un nuevo aspecto al rostro.

RINOPLASTIA

¿Cuándo está indicada la rinomodelación?

A través de esta técnica se pueden corregir imperfecciones leves y se puede adaptar la estética de la nariz a las facciones propias de cada persona. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este método para abordar la estética de la nariz sin operación no puede emplearse cuando hay problemas graves que requieran cirugía. Tampoco puede usarse para reducir el tamaño de la nariz, al emplear rellenos faciales.

En cambio, se trata de un procedimiento médico estético idóneo para corregir o suavizar ángulos nasales, un tabique torcido o la punta de la nariz hundida. También consigue excelentes resultados para alargar o dar volumen a la nariz, eliminar el caballete nasal, redefinir la punta de la nariz o corregir malformaciones leves. En general más de un 80% de los problemas estéticos de la nariz pueden corregirse mediante la rinomodelación.

RINOMODELACIÓN

Ventajas de la rinomodelación

La rinomodelación es un tratamiento de estética que se ha desarrollado enormemente en los últimos años. Inicialmente permitía obtener resultados temporales y más limitados, pero hoy en día dichos resultados pueden ser permanentes.

La principal ventaja de abordar la estética de la nariz sin cirugía reside, evidentemente, en evitar el quirófano, la anestesia y los riesgos asociados a ambas. Asimismo, la rinomodelación evita las molestias del postoperatorio, pues esta técnica es muy poco invasiva y no precisa de ingreso hospitalario. Tras la intervención solo hay que tener algunas precauciones, como evitar el deporte durante unos días, así como cualquier otra actividad que pueda dañar la nariz. El procedimiento es muy seguro y se realiza de forma muy rápida, y los resultados se aprecian de forma instantánea. Además, como explicábamos antes, consigue resultados muy naturales y no deja cicatrices en el rostro. Por último, hay que señalar como ventaja añadida que se trata de un tratamiento de medicina estética mucho más económico que la rinoplastia.

En cualquier caso, es fundamental ponerse en manos de profesionales y evaluar con detenimiento la fisonomía general del rostro antes de abordar una rinomodelación o una rinoplastia, pues ambas repercuten enormemente en el aspecto y expresividad final del rostro y, por ende, en la percepción propia y la autoestima del paciente.

estética de la nariz

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.