La flacidez corporal se produce con la pérdida de tono y firmeza en la piel y en los tejidos musculares. Además del rostro, las zonas más afectadas suelen ser los brazos, los muslos, los glúteos y el abdomen. El descolgamiento de la cara interna de los brazos es uno de los signos de flacidez corporal que más preocupan a las mujeres. Otra zona que sufre habitualmente de flacidez es el pecho, a causa de la edad, una pérdida repentina de peso y, especialmente, como consecuencia de la maternidad y la lactancia.

Causas de la flacidez corporal

La flacidez en la piel se produce principalmente a causa del proceso de envejecimiento de la misma, puesto que la producción de colágeno y elastina disminuye con el paso de los años. La dermis va perdiendo grosor, pues el organismo forma menor cantidad de fibras y se pierde parte de la grasa subcutánea y de la masa muscular de la piel.

Por su parte, la flacidez del tejido muscular se debe principalmente a un estilo de vida sedentario en el que no se realiza actividad física habitual. Otros factores también pueden provocar su aparición o acentuarla. Entre ellos están los cambios bruscos de peso, una dieta pobre en proteínas y alta en grasas e hidratos de carbono, o desajustes hormonales como los que puede producir la menopausia. También es muy perjudicial la exposición prolongada al sol sin protección, pues hace que se acumulen grandes cantidades de radicales libres en la piel, que producen la oxidación y el deterioro de los tejidos. El exceso de radiación solar provoca también deshidratación y destrucción de colágeno y elastina. También el consumo de tabaco o determinados fármacos como los corticoides puede producir flacidez en el cuerpo. Igualmente, el estrés y la falta de sueño ralentizan la renovación celular y pueden contribuir a su aparición.

Cómo combatir la flacidez corporal

Un estilo de vida saludable es fundamental para prevenir la flacidez corporal. El primer paso es seguir una alimentación equilibrada y rica en proteínas. Conviene evitar las “dietas milagro” que nos hacen perder peso de forma demasiado rápida, porque normalmente nos hacen perder agua y masa muscular, más que grasa. Además, los cambios de peso brusco producen un consecuente descolgamiento de la piel que implica que se vuelva flácida. Es importante elegir alimentos ricos en colágeno, Vitamina C, azufre, Omega 3, selenio y zinc, como pescado azul, frutos secos, semillas o vegetales. En cambio, el exceso de azúcar acelera la destrucción de colágeno, por lo que conviene consumir dulces con mucha moderación. Beber unos 2 litros de agua a diario es también fundamental para proporcionar a los tejidos corporales agua suficiente.

Además, es esencial realizar ejercicio físico de forma habitual, incluyendo ejercicios aeróbicos y otros más específicos para tratar la musculatura de las zonas donde aparezca flacidez. Es recomendable la aplicación habitual de cremas reafirmantes y evitar la exposición excesiva al sol, especialmente sin protección.

Existen además diversos tratamientos estéticos para la flacidez corporal que podemos emplear para recuperar una piel firme y elástica.

eliminar verrugas corporal

Tratamientos estéticos contra la flacidez corporal

Existen diversos tratamientos estéticos y médico estéticos disponibles para combatir la flacidez en el cuerpo, como los masajes circulatorios, la mesoterapia corporal, el uso de rellenos de hidroxiapatita cálcica, la radiofrecuencia, la tecnología HIFU o las ondas de choque, entre otros.

La mesoterapia corporal consiste en microinyecciones superficiales que devuelven a la piel sus propiedades reafirmantes.

Otro posible tratamiento son los rellenos de hidroxiapatita cálcica, una sustancia biocompatible que al inyectarse en la piel estimula la producción de nuevo colágeno.
La radiofrecuencia es una técnica muy empleada en medicina estética que calienta la piel en profundidad, favoreciendo la creación de colágeno y estimulando la circulación sanguínea.

flacidez corporal

La tecnología HIFU funciona a través de ultrasonidos que aportan firmeza a los tejidos regenerando el colágeno y la elastina de la piel, sin dañarla.
También disponemos de las ondas de choque que, especialmente en combinación con otras terapias, pueden ser enormemente beneficiosas para combatir la flacidez corporal.

En Eiviestetic contamos con la revolucionaria Cyclone, que aúna varias tecnologías perfectas para reafirmar la piel en una sola máquina: radiofrecuencia, cavitación e HIFU, además de drenaje linfático. Es uno de los mejores y más eficaces tratamientos disponibles para combatir la flacidez, pues los resultados son visibles desde la primera sesión. Además, es un tratamiento no invasivo y sin efectos secundarios.

REJUVENECIMIENTO DEL ESCOTE

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.