• Contáctanos +34 971 317 144

El plasma rico en plaquetas tiene muchas utilidades, no sólo en medicina estética. Es un tratamiento con muchísima eficacia en enfermedades degenerativas, como por ejemplo, la artrosis, haciendo una función regeneradora.

En nuestro caso, vamos a hablar de los beneficios que produce a nivel facial, restaurando la vitalidad, y mejorando la consistencia elástica de la piel.

Cuenta con la gran ventaja de que utliza una sustancia biológica producida por nuestro propio organismo, con lo cual, está libre de químicos y exento de riesgos.

Está indicando principalmente para pieles maduras o que están empezando a madurar, aportándoles luminosidad, elasticidad, vitalidad.

Paso 1: Extracción de sangre

¿En qué consiste el tratamiento de plasma rico en plaquetas? 

El PRP se obtiene a partir de la sangre del propio paciente. Tras realizar una extracción, se centrifuga la sangre para obtener el plasma rico en plaquetas, que después se inyecta directamente en la zona a tratar, en nuestro caso, la cara.

Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan, fundamentalmente, de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. Es decir, activan el organismo en la zona donde se liberan ayudando a reconstruir el tejido dañado, efecto reparador que se aprovecha para rejuvenecer la piel.

Paso 2: centrifugado

 

Paso 3: inyecciones

 

Resultados: 

El rejuvenecimiento con plasma rico en plaquetas es un tratamiento novedoso y con resultados excelentes.

¿Quieres pedir una primera cita sin compromiso? 

Llama al 971 31 71 44, y te daremos toda la información que necesites.