El acné afecta a más del 80% de la población en algún momento de su vida, y, especialmente, durante la adolescencia. Afortunadamente, existen numerosos tratamientos para el acné en medicina estética que reducen al mínimo las marcas y secuelas que éste genera.

Por qué se produce el acné

El acné es una afección cutánea producida a causa de una foliculitis, es decir, una inflamación y posterior infección de los poros foliculares, que se taponan por un exceso de la grasa producida por las glándulas sebáceas. Al quedar taponados, se facilita la proliferación de bacterias que causan una infección y un proceso inflamatorio por el que se forman los característicos y molestos granos en el cutis.
Hay muchos motivos que influyen en la aparición del acné, aunque son determinantes los cambios hormonales, como los que se producen durante la adolescencia, el embarazo o la menopausia, o también por el uso de algunos medicamentos y anticonceptivos. Las cremas y maquillajes muy grasos, el estrés o la sudoración excesiva también pueden producirlo.

Acné en adolescentes y acné adulto

El acné en la adolescencia se manifiesta al alcanzar la pubertad, algo que varía en función de cada persona, y está asociado al comienzo de la secreción de las hormonas sexuales. Aparece en forma de múltiples granos, espinillas, puntos negros o microquistes, especialmente en el rostro, el escote y la parte superior de la espalda.
A diferencia del acné juvenil, en el que suelen aparecer multitud de pequeños granos, el acné adulto suele consistir en la aparición de pocos granos, pero que pueden dejar profundas marcas y cicatrices en la piel.
El acné severo se produce al agravarse los problemas de la piel, apareciendo grandes pústulas y protuberancias. Además, los granos se extienden por todo el cuerpo, apareciendo en zonas como brazos, espalda, pecho, zona pélvica, piernas, abdomen o glúteos. El acné severo puede llegar a desfigurar la cara, dejando grandes cicatrices y surcos.

Tratamientos Acné

En Eiviestetic contamos con diversos tratamientos para curar cualquier tipo de acné, evitando la formación de nuevos granos y espinillas y eliminando las marcas y cicatrices que pueda generar. Es muy importante hacer una valoración individual de cada paciente a la hora de decidirse por uno u otro tratamiento facial. Para combatir el acné se usan diversos métodos de estética para oxigenar la piel Si existe infección cutánea será necesario además aplicar antibióticos.

Mesoterapia facial

Con este tratamiento de medicina estética facial se mejora la calidad de la piel en todos los aspectos, incluyendo los daños producidos por el acné. Es un sistema sencillo, económico, seguro y efectivo que consiste en la aplicación de microinyecciones a base de vitaminas, ácido hialurónico, aminoácidos, silicio orgánico, oligoelementos o antioxidantes.

tratamientos acne

Factores de crecimiento plaquetario

Los factores de crecimiento plaquetario o PRP (Plasma Rico en Plaquetas) son un método natural, seguro y muy eficaz. El tratamiento consiste en extraer sangre del propio paciente que a continuación se centrifuga para obtener el plasma rico en plaquetas que luego se inyecta en el rostro. Consigue un efecto reparador y rejuvenecedor del rostro, al estimular la regeneración celular de la piel, aumentar la formación de nuevos vasos y capilares sanguíneos y produciendo la creación de nuevo tejido. Por este motivo resulta idóneo para eliminar o reducir las molestas marcas y cicatrices del acné.

RINOPLASTIA

Peeling facial

Una excelente alternativa para combatir el acné es el peeling facial. Consiste en aplicar en el rostro una sustancia que acelera la exfoliación natural de la piel. Al eliminarse las células muertas y las capas más superficiales de la piel se suprimen alteraciones cutáneas como el acné y se estimula la generación de colágeno y tejido nuevo. Además, produce un efecto antiséptico en las glándulas sebáceas, controlando la regulación de grasa y limpiando la piel de impurezas.

DEPILACIÓN LÁSER ENTRECEJO

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico tiene una enorme efectividad en la eliminación de cicatrices, incluyendo las marcas producidas por el acné. Se trata de una sustancia natural que actúa rellenando las hendiduras presentes en la piel, haciendo que recupere su aspecto uniforme. Además, también es muy efectivo reteniendo agua, por lo que hidrata y regenera los tejidos. Cuando se inyecta ácido hialurónico se activa la producción de colágeno en las marcas o cicatrices de la piel, logrando que éstas se difuminen y la piel vuelva a ofrecer un aspecto saludable, suave, terso y liso. No produce reacciones adversas ni efectos secundarios.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión con punta de diamante es un tratamiento estético que elimina las células muertas y otras impurezas de la piel. Se trata de un sistema indoloro, no invasivo y muy seguro para eliminar cicatrices. Además, mejora la circulación en el área de aplicación, aumentando el flujo sanguíneo y el drenaje linfático en la zona. Así, se aportan más oxígeno y nutrientes a las células, las funciones celulares se activan y se vuelven más eficientes y se estimula la producción de colágeno y elastina. La microdermoabrasión es especialmente efectiva en la eliminación de puntos negros, gracias a su efecto exfoliante y succionador de impurezas. También consigue reducir el tamaño de los poros de la piel. Es un tratamiento de medicina estética adecuado para todo tipo de pieles.

estética de la nariz

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.