Ginecología regenerativa

La mujer de hoy de día ya no es igual que eran años atrás. Es una mujer empoderada que da importancia a su sexualidad y su bienestar íntimo, demandando tratamientos para mejorar su calidad de vida.

La ginecología regenerativa nace con la intención de poder dar solución a diversos problemas relacionados con el bienestar íntimo femenino que previamente no la tenían.

Su eficacia se basa en la regeneración del tejido que ha sido dañado o que ha envejecido, para lo que se utiliza diferentes tipos de aparatología y tratamientos bioestimulantes.

Gracias a ello, conseguimos 3 beneficios:

  • Regenerativo: porque bioestimula el tejido genital y pélvico para devolver la salud y paliar los signos de envejecimiento
  • Estético: porque embellece los genitales externos de la mujer, dando un aspecto más saludable y armonioso.
  • Funcional: porque ayuda en la resolución de diversas patologías urinarias y genitales.

 

Los principales tratamientos son:

Láser vaginal C02

El láser vaginal es una tecnología puntera en ginecología regenerativa que mediante un efecto fototérmico, induce la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina, y estimula la neoformación de vasos sanguíneos. Mejora, así la tonicidad, elasticidad, sensibilidad y lubricación del canal vaginal y de la vulva.

Se realiza en la consulta y es indoloro, aunque se usa con anestesia local en crema si se quiere tratar la vulva. El número de sesiones varía según la patología (generalmente de 3 a 5)

INDICACIONES: rejuvenecimiento vaginal, retensado vaginal postparto, incontinencia de orina, sequedad vaginal, candidiasis recurrente e infecciones urinarias recurrentes, Síndrome Genitourinario de la Menopausia, liquen escleroso atrófico, prolapso vaginal.

Ginecología regenerativa 1

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un tratamiento bioestimulante que, aplicado en la zona vaginal o vulvar, induce una estimulación de la actividad celular en los tejidos, para que estos continúen o vuelvan a funcionar correctamente y de una forma más eficiente. Su ligero efecto térmico con un efecto de calor agradable proporciona un aporte de nutrientes y oxígeno, acelerando la reacción metabólica de nuestro organismo, favoreciendo la regeneración de los tejidos. Además, mejora la capacidad de los músculos pélvicos para contraerse y relajarse, reduciendo el dolor.

Se realiza en consulta de forma indolora. El número de sesiones dependerá de la patología a tratar.

INDICACIONES: Dolor pélvico, dispareunia (dolor con las relaciones sexuales), rejuvenecimiento vaginal, hiperlaxitud vaginal, incontinencia de esfuerzo, síndrome genitourinario de la menopausia, tratamiento pre y poscirugía (labioplastia, cesárea, histerectomía…), tratamientos de heridas y cicatrices (episiotomías, desgarros, cirugías…), quemaduras, reafirmación de la piel de los labios menores y mayores, tratamiento del abdomen y los senos posparto (después de la lactancia)

Plaquetas ricas con factores de crecimiento

El plasma rico en plaquetas es una sustancia regenerativa extraída de la sangre del propio paciente, y centrifugada en unos tubos especiales que seleccionan la mayor concentración de plaquetas. Estas células poseen sustancias llamadas “factores de crecimiento” que promueven la migración y división celular, estimulando la reparación de los tejidos dañados.

Se realiza en la consulta bajo anestesia local en crema. El número de sesiones varía según la patología (generalmente 1 o 2)

INDICACIONES: perdida de la sensibilidad de genitales, atrofia vulvovaginal intensa, sequedad vaginal, liquen escleroso atrófico. Combinado con otras técnicas para tratamiento de la incontinencia de orina, cicatrices dolorosas o fibrosas e hiperlaxitud vaginal posparto.

Ginecología regenerativa 2

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que está presente de forma natural en nuestro cuerpo y que destaca por su propiedad de retener agua, por lo que con su uso podemos mejorar la hidratación y firmeza de la piel, y así ayudar a paliar los signos de envejecimiento vulvovaginal.

El ácido hialurónico de alta densidad también puede usarse para dar volumen a los labios mayores de la vulva, ayudando a darle un aspecto rejuvenecido y armonizando así, la vulva.

Se realiza en consulta con anestesia mediante inyecciones en la zona vulvar, labios mayores o monte de venus.

INDICACIONES: sequedad vaginal, dolor con las relaciones sexuales, atrofia vaginal, liquen escleroso atrófico, rejuvenecimiento genital, aumento de labios mayores, armonización vulvar.

Ginecología regenerativa 3

Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en la administración de anhídrido carbónico (CO2) a través de punciones superficiales de la piel y mucosa. En la vagina y la vulva tiene un efecto vasodilatador, que facilita el aporte de oxígeno y nutrientes a las células desde la sangre lo que favorece la remodelación y reparación tisular.

Se realiza en la consulta de forma ambulatoria, con anestesia local para disminuir el impacto de las punciones, en 6 a 12 sesiones. Se utiliza como tratamiento único o complementario de otras técnicas.

INDICACIONES: sequedad vulvar y vaginal, Síndrome Genitourinario de la Menopausia, liquen escleroso atrófico, incontinencia de orina, tratamiento de cicatriz de episiotomía o desgarros postparto. También se utiliza para mejorar el aspecto de la piel y tersura de los labios mayores y lipolisis del monte de Venus.

Armonización vulvar

Son distintos procedimientos quirúrgicos que buscan recuperar la anatomía y armonía natural de los genitales.

La vaginoplastia o perineoplastia pueden solucionan los problemas de hiperlaxitud vaginal (sensación de vagina “abierta”) o de los desgarros postparto. La técnica consiste en estrechar el canal vaginal o el introito a través de la reparación y reubicación en la posición natural de los músculos desgarrados, devolviéndoles su funcionalidad y anatomía.

La ninfoplastia o labioplastia consiste en la reducción quirúrgica de los labios menores vulvares en aquellas mujeres que tiene disconfort debido al tamaño excesivo de estos o simplemente prefieren modelar su forma o simetría.

Se realiza en el quirófano con anestesia y de forma ambulatoria.

INDICACIONES: reparación de episiotomía y desgarro postparto, cierre del introito, estrechamiento del canal vaginal, disminución de la sensibilidad por fricción en las relaciones sexuales, disconfort vulvar por hipertrofia de labios menores, asimetría de labios menores, estética genital.

Tratamiento del vaginismo y dolor con las relaciones sexuales

El vaginismo consiste en la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico debido al dolor (o al miedo al dolor), lo que produce el cierre vaginal y hace imposible la penetración o, si esta se consigue llevar a cabo, produce mucho dolor, lo cual mantiene el ciclo de contracción-dolor-contracción.

Esta situación afecta gravemente la calidad de vida de las mujeres, limitando o imposibilitando su vida sexual, (incluso la visita ginecológica), creando mecanismos de evitación de la intimidad y ocasionando problemas de pareja.

La solución a este problema requiere de una evalución ginecosexológica, seguido del uso de diferentes terapias según cada caso. La resolución de la situación dependerá del compromiso de la paciente (y su pareja si es el caso) en su curación y el tiempo de evolución de la situación.