La grasa se acumula en determinadas zonas del cuerpo. Este aumento desproporcionado de las células adiposas de la hipodermis de una determinada zona se entiende como grasa localizada. Las mujeres tienden a acumular grasa principalmente en la zona abdominal, muslos, glúteos, caderas, brazos y rodillas. Los hombres tienden a acumularla en abdomen, flancos y brazos.

Por qué se produce la grasa localizada

Gracias a estudios metabólicos y endocrinólogos se ha descubierto que la grasa acumulada no suele estar relacionada con la cantidad de grasa que ingerimos, ni suele ser consecuencia de padecer obesidad o un aumento de peso general. Es frecuente que algunas personas en su peso ideal tengan acumulación de grasa en alguna zona de su cuerpo que deseen tratar. En estos casos su eliminación es muy difícil sin recurrir a un tratamiento de estética. Cuando la grasa es debida al sobrepeso, la primera medida a adoptar es ponerse en manos de un nutricionista y seguir una dieta combinada con ejercicio físico.

La grasa localizada puede provocar otros trastornos asociados como celulitis o problemas circulatorios.

Cómo eliminar la grasa localizada

Existen excelentes tratamientos contra la grasa localizada como la presoterapia, la mesoterapia, la radiofrecuencia, los masajes o los drenajes linfáticos. Antes de decidirnos por un tratamiento u otro debemos distinguir si hay sobrepeso en general o solo grasa acumulada.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal es un procedimiento médico estético que consiste en aplicar microinyecciones muy superficiales en la piel que estimulan el metabolismo. Aplicando diversas sustancias conseguimos reducir la acumulación de lípidos y reactivamos el drenaje linfático, de forma que la grasa sobrante se va eliminando de forma natural, por el torrente sanguíneo y, posteriormente, a través de la orina. Es uno de los mejores tratamientos disponibles para combatir la grasa localizada en el abdomen. Consigue además un efecto de rejuvenecimiento general de la piel, que tras el tratamiento se muestra más homogénea, firme, sana, brillante e hidratada.

flacidez corporal

Cyclone

La tecnología Cyclone combina en un moderno aparato algunos de los tratamientos más eficaces para remodelar el cuerpo, como son radiofrecuencia, cavitación e HIFU. De esta forma, se logran resultados enormemente rápidos y efectivos y se consigue eliminar la grasa sin efectos secundarios, sin efecto rebote y sin necesidad de cuidados especiales tras su aplicación.

Cyclone reduce la grasa y volumen en zonas localizadas gracias a los ultrasonidos HIFU, con propiedades lipolíticas, es decir, que movilizan los lípidos que constituyen las reservas de combustible hacia los tejidos periféricos del cuerpo. La cavitación de baja frecuencia supone la aplicación de otro tipo diferente de ultrasonidos que rompen los adipocitos liberando la grasa en su interior. Sirve para reducir la grasa en zonas más amplias. El aparato cuenta también con un sistema de vacum rotatorio que aplica un masaje sobre la piel que elimina el exceso de líquidos y moviliza las grasas disueltas por ultrasonidos para facilitar su eliminación. Además, aplica al mismo tiempo radiofrecuencia, que calienta la piel. Así se activa la producción de colágeno y elastina para evitar flacidez debida a la pérdida de volumen conseguida. Por todo ello es uno de los mejores y más revolucionarios tratamientos estéticos disponibles.

grasa localizada

Vanquish

Otro de los tratamientos más novedosos y efectivos para eliminar la grasa localizada es Vanquish, que utiliza tecnología SCR (Selective Contactless Radiofrecuency). Es un tratamiento no invasivo y ambulatorio que resulta perfecto para combatir la grasa localizada en abdomen, muslos o cartucheras. Funciona calentando de forma homogénea y continua la grasa subcutánea de la zona a tratar, de modo que provoca la aptosis o destrucción de las células grasas y la remodelación del colágeno. No afecta ni daña la piel u otros órganos. Su exclusiva tecnología hace que la radiofrecuencia se aplique en las capas profundas, mientras la piel se mantiene fría. De hecho, solo se pone en marcha al detectar en el paciente una capa de grasa de cierto grosor, por eso no llega siquiera a molestar en la piel, siendo innecesario el uso de anestesia, ni siquiera tópica.

La grasa se elimina a través del sistema linfático de forma natural. Vanquish es uno de los mejores tratamientos contra la grasa localizada en la barriga, totalmente seguro y muy efectivo.

bajar volumen

Ondas de choque

Otra alternativa interesante a la liposucción son las ondas de choque. Usadas desde hace más de 30 años en medicina, recientemente se descubrió su enorme efectividad como tratamiento de medicina estética. Las ondas de choque son una técnica poco invasiva y muy eficaz que consiste en la aplicación de ondas acústicas que se transmiten mediante vibraciones. Combinando estas ondas se consigue romper los adipocitos, al tiempo que se activa la circulación y el drenaje de la zona y se aumenta el ritmo metabólico. Todo ello favorece la eliminación de la grasa localizada. Además, simultáneamente se estimula la creación de nuevo colágeno, que otorga firmeza y elasticidad a la piel. Los resultados se aprecian desde la primera sesión, con un claro efecto general de rejuvenecimiento de la piel. Tras el tratamiento no son necesarios cuidados específicos.

sobrepeso

¿Deseas conocer Eiviestetic? ¿Quieres disfrutar de un grupo de profesionales con la garantía de Grupo Policlínica? Ponte en contacto con nosotros y pide cita o cuéntanos tus dudas.